Imágenes

Desde de el equipo de Enterate, una vez más damos un pasito más para seguir caminando por Europa, por el mundo, construyendo una única ciudadanía en la que todos los jóvenes y no tan jóvenes generosamente comparten un trocito de sus vivencias con nosotros, impulsándonos a seguir trabajando en vidas y vivencias llenas de SIGNIFICADO.

La clave sólo está en el COMPROMISO de cada persona…. en la que todas y cada una son parte imprescindible de un Todo.

Con el nuevo Programa Erasmus+ Juventud en Acción y Entérate ofrecen las herramientas y estrategias necesarias para participar en programas europeos como: intercambios juveniles, SVE (servicio de voluntariado europeo), movilidad de trabajadores, asociaciones estratégicas y en definitiva en la apertura hacia nuevos horizontes.

¿Como? De manera individual, con administraciones públicas, y organizaciones, a través de acuerdos y convenios…. la voluntad, el trabajo y la ilusión… mueven montañas.

Quieres disfrutar, caminar, abrir nuevas experiencias a tu mente, a tu horizonte…a tu camino?, estás dispuesto/a a comprometerte?

 

 

Anuncios

Cada día más lejos.

El 21 de Enero 2014 Laura y Alex llegaron a San Petersburgo, su nuevo destino en los próximos nueve meses. Allí van a trabajar como Voluntarios Europeos en una entidad con discapacitados severos. Ha sido un largo camino hasta alcanzar el día en que tenían su billete en la mano y sobre todo su pasaporte. 

El día que Laura me llamó por primera vez, desde Alemania, para preguntarme si podría ayudarla en su búsqueda de proyecto no pude imaginarme el aprendizaje que todos tendríamos en este proyecto y lo laborioso del mismo, es más me pareció muy probable que abandonase a mitad de camino. A medida que iba buscando información de su elaboración y los éxitos de los proyectos presentados en España me resultaba más evidente que era “misión imposible”. 

Tras el trabajo de varios meses al fin el 1 de Junio presente la correspondiente solicitud en tiempo y forma, asegurándome repetidas veces que todo era correcto. En un mes y medio teníamos una respuesta no oficial, la oficial llego tres semanas después, comunicándonos el OK del proyecto. En ese momento pensaba que lo difícil ya estaba superado, ingenua de mi no sabia lo que me esperaba. Pronto comprendí que teníamos mucho por recorrer, aún nos quedaba una parte muy importante y desconocida, LOS VISADOS. Si la burocracia española me parece complicada he aprendido que todo puede ser peor. La burocracia Rusa para una española. Así ha sido, duro y lentooooo, mucho más de lo deseado. Quizás por desconocimiento de los trámites, quizás por no conocer la cultura, quizás porque la telefonista del consulado contestaba de muy malos humos, quizás porque pregunté mucho o pregunte mal, ¿quién sabe? La cuestión es que tardé más de cuatro meses en hacer algo que en teoría sólo tenía que tardar un mes.

Pero después de todo LO CONSEGUÍ. Y aprendí mucho en el camino, que espero poder aplicar en otros proyectos

Ahora Laura y Alex se encuentra en San Petersburgo cumpliendo su sueño, aprendiendo, conociendo gente, nuevos amigos, una cultura nueva y sobre todo a sí mismos. Porque esto es lo que te enseña el SVE (Servicio Voluntariado Europeo) aprender de todo y con todos. ¿Te animas?

 

 

Un año lleno de sorpresas maravillosas en Italia

Mi andadura empezó hace 2 años… cuando descubrí un proyecto con niños en el norte de Italia y decidí ponerme a ello; tardé 1 año y medio en poder conseguirlo, pero… ¡mereció la pena la espera!

Ahora llevo ya 7 meses en Vicenza, vivo en una casa compartida con otros voluntarios, he compartido habitación pero próximamente ya no lo haré, ya que nos cambian de casa… al compartir casa se aprende tantísimo, debes ponerte de acuerdo con 4 personas más para limpiar, recoger comprar, cocinar… etc en ocasiones es duro, ¡pero merece mucho la pena la experiencia!!!

Trabajo en Aldeas Infantiles con niños (de 1 a 3 años) en situación de desamparo, es muy gratificante trabajar con ellos día a día, desde que llegué estoy aprendiendo muchísimo!!! El trabajo a veces es duro y difícil, hay situaciones en las que no sabes cómo llegar a actuar…, pero poco a poco voy entendiendo las diversas situaciones por las que pasan estos niños, y gracias a éste trabajo con ellos me siento muy capaz!!

El tiempo aquí en Vicenza es muy diferente al que tenía en Elche, en invierno muchísimo frio, y en verano un calor muy diferente, aquí no hay playas cerca, pero en cambio está todo lleno de preciosos lagos y montañas, es una maravilla poder irme los fines de semana a estos maravillosos lugares y desconectar del mundo!!

Poco a poco he ido conociendo a gente de toda Europa, en las formaciones a la llegada y en la intermedia… es gente en mi misma situación, con las mismas aspiraciones en la vida, con la que he conectado muchísimo, y con algunos de ellos ahora mantengo una bonita amistad! Esto me ha dado la oportunidad de poder viajar casi gratis por Italia (sólo he pagado el transporte), y poder disfrutar de ciudades preciosas en compañía de amistades!! También he hecho amigos italianos, (pocos la verdad, ya que nos relacionamos mucho más entre los SVE que con gente de la zona!) y con ellos salgo muchos fines de semana, nos llevan a lugares muy bonitos que no conocería de no ser por ellos etc… Puedo practicar el italiano, y aprender nuevas expresiones!

Hay una cosa que sí que echo de menos, la comida española y los horarios… aquí todo cierra muy temprano y se pasan los días comiendo pasta y pizza!!  Pero aparte de todo eso, la vida aquí es maravillosa!

Aún me quedan aquí 4 meses más… los voy a disfrutar muchísimo, es lo que he hecho desde que llegué. Es en realidad una experiencia única en la vida, lo mejor que me ha pasado, hay momentos de todo tipo, pero te hacen ser más fuerte y tirar hacia adelante! Y como aquí me siento tan bien, estoy planteándome el quedarme un poco más de tiempo por aquí… Quién sabe!

Si queréis, si os gustaría ver mundo, aprender idiomas, vivir en otra cultura y conocer la multiculturalidad de Europa, adelante, no os lo penséis y adelante con el SVE!!!!

Viole Pomares Pastor, una Voluntaria Europea muy orgullosa de serlo!

Nueva experiencia por un nuevo grupo en Kayseri (Turquia)

Jueves 18 de agosto, un largo viaje espera a nuestro grupo que se va a Turquía a participar en el curso “New Media in Youthwork” organizado por el centro juvenil de Kayseri.

El papel que tiene éste curso será el de intentar ver como el trabajo de los jóvenes puede ser más visible gracias a las redes sociales. El curso tendrà lugar del 18 al 25 de agosto.

Participarán chavales de España, Turquía, Bulgaria, Lituania, Grecia, Rumania y Eslovenia y el idioma utilizado será el inglés.

So have a good trip and enjoy this week!

Experiencia Turquía 2011

Mi viaje a Turquía ha sido uno de los viajes más importantes en lo que llevo de vida, creo que todos los viajes son importantes, pero este tuvo algo especial y nuevo que francamente necesitaba. No sé si fue el lugar, nunca había oído hablar de Kayseri, y
semanas antes del viaje recuerdo que estuve buscando toda la información sobre esta ciudad, costumbres, comidas, clima…Pero aun así, como es evidente, todo es muy diferente a lo que lees y más cuando lo vives en primera persona.

El objetivo del viaje fue la realización de un curso que trataba sobre gestión de proyectos sobre intercambios, voluntariados y acciones del programa de “Juventud en acción”. Yo estaba muy interesada, sobretodo después de realizar en Septiembre de 2010 un Intercambio cultural de cuatro países. Y también por que, como presidenta de una asociación juvenil quería saber como empezar a crear proyectos que llevaran a otros jóvenes de mi localidad a disfrutar de experiencias como los intercambios culturales. Realizar este curso fue muy importante para mí, porque aprendí cosas del programa que no conocía y además lo aprendí de forma divertida.

La gente con la que conviví esa semana venia de lugares muy diferentes pero aun así había un vínculo muy especial y enseguida fue como si nos conociéramos de antes. Hubo días muy importantes, por ejemplo el día que trabajamos con gente discapacitada. Creo que todos estábamos muy ilusionados y nadie pensó en los pequeños problemas de comunicación hasta que llegó el momento. Pero aunque ellos hablaran en turco y nosotros en inglés, creo que nos lo decíamos todo con los ojos y con nuestras acciones. Fue algo muy gratificante por que verdaderamente fue como si no existieran barreras, ya no solo en cuanto a la movilidad, sino también a la
cultura. Estuvimos pintando y conversando con todas aquellas interesantes personas. Cantamos canciones sentados en el césped y después ellos se animaron con canciones turcas. Visitamos el museo y aprendimos un poco más sobre la historia de Kayseri.


Otro de los días que también disfruté mucho fue cuando fuimos a plantar arboles. Fue divertido y nos puso en contacto con la naturaleza, además estuvimos con las personas que trabajan la tierra allí, y de verdad es algo muy emotivo pensar que hay arboles plantados por mi que ahora están en Turquía.

 Pero sin duda el día estrella fue Capadoccia, creo que todos nos quedamos cortos en cuanto a las expectativas de aquel sitio. Era mejor de lo que imaginábamos. Fue algo increíble poder contemplar aquel paisaje, respirar ese aire desde lo más alto, y encima ver atardecer desde allí, ver como la atmósfera se iba haciendo cálida con los últimos rayos del sol. Después de aquellas maravillosas vistas disfrutamos de una cena divertidisima en la que todos pensábamos solo en una única cosa, disfrutar y vivir aquel mágico momento.

El curso era intensivo, apenas nos dejaba mucho tiempo para visitar la ciudad, estuvimos trabajando en la importancia de la comunicación, en los aspectos importantes de una persona que es voluntaria, e incluso creamos nuestras propias asociaciones. Finalmente hicimos un proyecto que todavía estamos continuando con gente de Italia.

Sin duda alguna, después del curso lo mejor fueron las personas. Todos tenían su algo y todos intentábamos explicar lo máximo sobre nuestros costumbres, tradiciones…para poder acercarles un poquito a nuestro país. En general fue una grandísima experiencia, en la que aprendí muchísimo no solo sobre el programa de “Juventud en Acción”, los intercambios, voluntariados y otros proyectos, sino como persona. La gente con la que conviví son ahora grandes personas a las que espero pueda volver a ver.

Me llevo un gran recuerdo de aquella semana. Estaba a kilómetros de España pero me sentí como en casa.

Marina

Curso “Management del voluntariado”, Turquia

Del 22 al 29 de junio de 2011, nos fuimos una compañera y yo a Turquía para participar a la formación sobre el « Management del voluntariado » en Kayseri. Kayseri es una gran cuidad en la encrucijada de Turquía. Allí nos esperaban otras 24 personas de siete países diferentes: Bulgaria, Italia, Rumanía, Grecia, Turquía, Eslovaquia, y España. Todos estuvimos alojados en un albergue juvenil en Talas, un barrio de la cuidad.

Durante esta semana, aprendimos de manera “non formal” es decir haciendo talleres, juegos y actividades de voluntariado, como gestionar voluntarios europeos o locales en una entidad.

El hecho de vivir una semana con personas extranjeras, de diferentes culturas, nos aprende mucho sobre su mismo, la vida en comunidad y las demás culturas.

El idioma de trabajo era el ingles, pero fuera de los horarios, se hacían naturalmente intercambios de idiomas, los eslovacos enseñaban palabras de su idioma a los turcos, los turcos a los españoles…

Tuvimos diferentes actividades muy interesantes para sentirnos como voluntarios, como la de ir a comer con personas discapacitadas físicamente y crear grupos de 2 o 3 personas compuesto de un extranjero con un turco para dibujar. La entreayuda se hizo naturalmente. La comunicación a veces era difícil cuando no hablaban ingles, pero nos reímos mucho haciendo gestos o intentando decir palabras turcas.

La otra actividad que tuvimos que hacer fue ayudar a la gente de una organización a plantar árboles con otro grupo de jóvenes que hacían también un curso en Kayseri. ¡Sentir que ayudábamos a hacer algo en concreto fue muy gratificante y cada uno ahora tiene un árbol allí!

Fue una semana muy enriquecedora porque la formación era de calidad, la gente muy motivada de aprender y compartir sus conocimientos y en un país muy bonito. Lo que espero ahora es que los nuevos proyectos que allí se iniciaron, resultarán y que volveremos a vernos todos, otra vez.

Viktoria